dimecres, 9 de novembre de 2016

Sin manchas



Ayer me llegaron, por fin, los primeros ejemplares de Sin manchas. Un cuento que escribí ya hace tiempo, cuando mi hijo Unai estaba a punto de cumplir 7 años y todavía no le había caído ningún diente. Eso le preocupaba; casi todos sus compañeros ya habían perdido sus dientes de leche y él todavía estaba por empezar.

A Sabina, la lincesa protagonista de este cuento, le preocupa que todavía no le hayan salido manchas en la piel como a su hermana Lucía... Eso, probablemente, le impida mimetizarse con el paisaje de bosque mediterráneo donde vive, en Sierra Morena, y la convierta en una cazadora menos eficiente. Su madre, Marisa, tiene sus propias teorías de por qué a Sabina no le salen manchas... pero podría estar equivocada. Por si acaso, Lucía se inventa la manera de que su hermana pueda salir del paso, aunque, a veces, basta con dejar que las cosas sigan su curso. 

Una bonita edición de Editorial La Jirafa y Yo (Costa Rica, 2016) con las maravillosas ilustraciones de Gusti Rosemffet. Un libro dedicado a mis dos pequeños linces, Unai y Amaia, y a los linces de verdad que luchan por sobrevivir no muy lejos de nosotros.